lunes, 8 de agosto de 2016

La WWE podría ser vendida dentro de los próximos dos años según Joseph Bonaccorso


By * Ortiz Jesus*, 08 de agosto 2016
Actualmente con la reciente venta de UFC,  se está hablando mucho sobre la posibilidad de que la WWE pudiera ser también vendida.

Joseph Bonaccorso del sitio de finanzas Seeking Alpha, escribió sobre la posibilidad de venta de la WWE dentro de los próximos dos años:

“George Barrios dijo en la conferencia del segundo trimestre de 2016 que, respecto a vender, siempre están abiertos a escuchar ideas sobre qué es mejor para los fans y los empleados. Esta puede ser una afirmación inofensiva, pero en mi opinión, no es algo que Barrios pudiera decir si no fuese verdad. Esto se remonta a reportes de que John de Mol, un magnate de la reality TV, había hecho una oferta para comprar WWE. Talpa Beheer, la compañía de De Mol, adquirió un 6% en acciones (subiendo de los 2.4% que tenían), lo cual indica que De Mol está acumulando acciones en vías de una adquisición o para ser el principal accionista minoritario”.

Señales por parte de Vince McMahon:

“En total, la familia McMahon posee el 56.1% de las acciones hasta mayo de 2016. Vince y Linda controlan el 51%. Por lo tanto, la familia McMahon sigue firmemente con el control. Esta estructura del patrimonio es el resultado de la venta de acciones a principios de mayo (cerca del 2%). La venta fue descrita como con ‘fines de planificación de sucesión’.

 “Vince controla el 86% de poder de voto en la compañía. Los McMahon podrían vender pero negociar un trato en el que ellos mantengan el control. De esta manera, los nuevos dueños podrían implementar mejores estrategias fiscales, expandir márgenes, incrementar la presencia internacional, pero dejando a los McMahon con el control creativo.

Esto podría contradecir a las adquisiciones tradicionales, pero pienso que WWE es un negocio único, y que los McMahon no tienen paralelo como capital humano. Consecuentemente, un trato así tendría sentido para todos los accionistas. Acuerdos similares son el de Hugh Heffner, que vendió Playboy manteniendo el control creativo; y Sumner Redstone, que mantuvo el 80% de los derechos de voto de CBS y Viacom a pesar de tener aproximadamente sólo un 10% de cada una”.

El éxito de la venta de UFC:

“UFC fue vendida por aproximadamente 4 mil millones de dólares, teniendo en 2015 ingresos de 600 millones y beneficios netos por 157 millones. El valor de mercado de WWE es actualmente de 1520 millones, las cuales serían significativamente eclipsados con una venta por 2500 o 3500 millones, esto basado en los ingresos record de 2015, que fueron de 658.8 millones, y el crecimiento continuo del WWE Network, que ahora tiene 1.52 millones de suscriptores que pagan 10 dólares mensuales.

 “WWE tiene 80 millones en efectivo con sólo 30 millones en deuda a largo plazo. Además, tiene un amplio rango de beneficios netos, que tuvieron su pico en 1998, con 70 millones. En 2010 fueron 53.4 millones; en 2011, 24,8 millones; en 2012, 31.4 millones; en 2015, 24,4 millones. Por lo tanto, la WWE es capaz de generar un amplio margen de ingresos dependiendo de la popularidad. Un comprador con la astucia para incrementar márgenes y operaciones podría ver una oportunidad tremenda”.

Oportunidad Economico-Estratégica:

“El precio de las acciones de WWE se ha mantenido en menos de 20 dólares por la mayor parte de la década, con un salto sobre los 20 en 2014, como resultado del impulso del WWE Network. Actualmente, el precio por acción es de 20 dólares. Con este precio, una venta por parte de los inversionistas les daría buenas ganancias, y si los McMahon venden su parte sería una cantidad enorme para ellos. 

Además, con nuevos dueños, la compañía podría continuar la expansión en el mercado, transformándose en un conglomerado de medios, creciendo en los mercados internacionales y en China, mejorando WWE Studios y posicionado a WWE como una marca de entretenimiento mainstream.

 “Vince McMahon siempre será el más grande promotor luchístico, pero ahora su objetivo está puesto en desarrollar a WWE como una marca respetada, similar a otros íconos del entretenimiento. Por ejemplo, las siglas WWE ya no significan ‘World Wrestling Entertainment’. Además, la creación de películas de WWE Studios, los programas de realidad como Total Divas, el éxito en otras áreas de estrellas como John Cena y The Rock, etcétera. Por lo tanto, podría ser ventajoso para WWE ser adquirida por alguien con los recursos para continuar esa transformación”.

En resumen:

“El 6 de junio recomendé comprar acciones de WWE. En ese entonces estaban en 17.80 dólares, y recientemente llegaron a 20.46. Actualmente están a 19.86. Creo que todavía es buena oportunidad comprar acciones, porque su reciente expansión a China crea una nueva posibilidad de subir el precio. Pienso que WWE es un blanco para ser adquirido por un conglomerado de medios, y una venta en los precios actuales podría ofrecer una ganancia substancial a futuro para los accionistas”.