miércoles, 17 de agosto de 2016

Ranking top 50 mejores luchadores de la historia (10-1)



10. Kurt Angle (1368 votos)
1 voto en el primer lugar
“This match is scheduled for one fall…Introducing first: From Pittsburgh, Pensilvania, Weighting 232 pounds…”
Si se omite el nombre del luchador, es posible que nadie sepa o sospeche quién es y la verdad no suena a nada especial. Sinceramente, parece una simple introducción hecha, quizás, por Lilian García.

Aunque sí le agregas “The Only Olimpic Gold Medalist in The Business”…Allí sí sabrás que es Kurt Angle.
Angle es un gran luchador técnico, con muchos logros: medalla olímpica, carisma, it factor, excelente mic y psicología en sus luchas. Su entrega en todos sus combates dio pie a combates espectaculares. Algunos dicen que Kurt aplicaba el Angle Lock sin tan siquiera atacar la pierna y eso no hacía su accionar vendible al espectador, pero él no solo es bueno utilizando la inteligencia o astucia en una lucha, sino que nadie necesita trabajar la pierna para realizar un AnkleLock exitoso…
Muchos luchadores te cuentan algo cuando están en el ring, Angle te contaba que con mucho esfuerzo puedes lograr lo que te propones, cuando lo veías en el ring uno mismo se decía, este tipo es muy bueno, si te descuidas con él te hará caer. Se dice que The Undertaker tiene el mejor gimmick de la historia, pero sí lo pensamos un poco… Kurt Angle puede superarlo en ese renglón, no solo por tener un gran gimmick… Él ya es el gimmick. En mi opinión, no existe mejor unión kayfabe-realidad para un personaje en toda la historia del Wrestling.
Luchas:

9. Sting (1373 votos)
Por ShiroSoul
Sting comenzó como una autentica promesa de la NWA que llevó a tener largas rivalidades con el mismísimo Ric Flair con el que tuvo grandes combates entre los que podemos destacar el que se realizó en "Clash of Champions" por el campeonato mundial y que el WON determinó como la lucha del año, el de Atlanta en el 89 que alcanzó la hora de duración o el de "Great American Bash" (1990) donde salió por primera vez como campeón mundial de la NWA y vencedor ante el mito que suponía Flair.
Acá el combate.

Otro de esa época:
Sting & Lex luger vs. The Steiners Brothers 

La plenitud la alcanzó en la WCW. Sting, después de un tiempo de ausencia, volvió con uno de los cambios de gimmick más impresionantes de la historia, pasando del enérgico y colorido surfista a un siniestro personaje de blanco y negro lleno de rencor, rabia y sed de justicia dispuesto a destruir el NWO. No solo fue un cambio sorprendente, fue el nacimiento de unos de los gimmicks más míticos que ha habido y muy moderno incluso a día de hoy. TNA y un paso fugaz por WWE, el resto de la historia.
Sting vs. Kurt Angle (Bound for Glory 2007)

El propio Ric Flair dijo que si WWE hubiese tenido al Stinger “no hubiese habido ningún Warrior o Hulk Hogan, porque él tenía el mismo aspecto y era 100 veces mejor en el ring”, creo que los videos hablan por sí mismos. Lo que está claro es que hacen bien llamando “The Icon” a Sting, porque es precisamente es lo que es: Un icono del wrestling, de reinventarse, de lo que es un buen gimmick, de que puedes convertirte en leyenda sin pisar la gran empresa. Sting ha sido moderno y diferente a todos los niveles en esta industria y es por esto que se merece estar en el top.

8. Eddie Guerrero (1622 votos)
Por Vinnie
En la parte de Misawa me he quedado con ganas de comentar más, pero Cristóbal me dijo que no me excediese. Por suerte no hay nada nuevo que pueda decir de Eddie Guerrero, ya que Misawa es más desconocido de cara al público más casual que es de lo que más hay en SW según mi punto de vista; con Eddie no ocurre esto porque cualquiera que haya visto WWE tiene que conocer a Eddie Guerrero. Ya sea porque rompió con lo establecido por las empresa de McMahon con el hecho de que los “luchadores pequeños” no son merecedores del título mundial, y además llegando y yendose campeón en Wrestlemania; ya sea por adaptarse a cualquier tipo de estilos y dar grandes combates en cada uno de ellos (Ladders como contra Mysterio en Summerslam, combates por parejas como con Love Machine vs Hijo del Santo y Octagón, combates sin reglas como vs Edge en SmackDown e incluso estipulaciones aún más extrañas como el strap match tan entretenido contra JBL).
Eddie en ese aspecto se parece mucho al Daniel Bryan que conocimos en WWE, el underdog perfecto. Pero también es uno de los mayores heles que hayan existido, véase el feudo que mantuvo contra Rey Mysterio en WCW o el que tuvo con éste mismo en WWE. Eddie Guerrero posiblemente es de los luchadores más completos que hayan existido; unos destacan por sus personajes y su gran manejo del micro, otros destacan por su habilidad en el ring sin sobresalir mucho en lo demás (como Bret Hart o Benoit) y otros triunfan simplemente porque tienen carisma y una apariencia que gusta a los jefes (como Batista o Goldberg); pero Eddie Guerrero tenía de todo y durante toda su carrera ha ido dando grandes combates; desde sus combates como Black Tiger contra Kanemoto o Jushin Liger en NJPW hasta sus combates más conocidos en WWE como contra Lesnar o Kurt Angle pasando por sus inicios en AAA y ECW y por su carrera en WCW dando grandes combates contra Jericho, Benoit, Malenko o Mysterio. Como recomendaciones no voy a poner los típicos que creo que ha visto la mayoría de la gente; voy a poner los dos mejores combates que considero suyos y algunas joyas algo más desconocidas para algunos.

7. Hulk Hogan (1837 votos)
5 votos en el primer lugar
Por Asgardo
Si tuviésemos que elegir a solamente un wrestler para ocupar la portada de un supuesto libro temático sobre wrestling ese sería sin lugar a dudas Hulk Hogan. El “Hulkster” es la figura más trascendente del wrestling desde su debut allá por 1977 hasta nuestros días. Se ha subido a un ring en 5 décadas distintas erigiéndose en el icono más reconocible de este deporte-espectáculo para el público de todo el planeta. Una fama debida a un carisma nunca antes visto que sirvió a Vince McMahon para elevar la empresa adquirida a su padre primero a proporciones de impacto nacional y más tarde global.
“The Immortal” fue también el primero en ser reclamado reiteradamente por Hollywood donde, eso sí, figuró en algunas películas que harían quedar a las  protagonizadas por The Rock como cine de arte y ensayo. Su presencia también fue demandada en Japón, donde le conocían con el apodo de “Ichiban” (“el número uno”). Allí además reinventó su estilo luciendo un moveset algo menos “mediático” y más afín a la vieja escuela.
Hogan en el ring carecía de la técnica depurada de, por ejemplo, Bret Hart. No podía ofrecer por tanto la misma variedad de combates. Sin embargo, Hogan era inigualable transmitiendo emociones con su gestualidad y a ello se aferró. Nadie que haya pisado jamás un ring ha manejado el primer plano como él. Hogan era capaz de convencer al público de que estaba presenciando una auténtica epopeya: la del héroe que resurge de sus cenizas (“hulking up” mediante) para derrotar a un villano de proporciones monstruosas (King Kong Bundy, André, Earthquake…). Este esquema, que tal vez hoy calificaríamos como maniqueo en exceso, era sin embargo la respuesta perfecta al espíritu de su tiempo.
El top face más grande que jamás haya existido, el infame líder del lado más oscuro del wrestling, odiado por gran parte de la IWC, reverenciado en las arenas de todo el mundo, también figura trágica y víctima de sí mismo, de acuerdo, pero ante todo Hulk Hogan todavía es y siempre será EL WRESTLING.
Luchas:
Hulk Hogan vs Antonio Inoki: Este combate de mayo de 1983 es una buena muestra del estilo más old school ofrecido por Hogan en Japón:
Hulk Hogan vs André The Giant en Wrestlemania 3. Genial en su sencillez este combate se articula en torno a una sola pregunta de magnitud “shakesperiana”: “Body slam o no body slam, ésa es la cuestión”.
Hulk Hogan vs Randy Savage en Wrestlemania 5. El culmen de una intensa rivalidad contra el siempre genial Savage y una historia de amor como paisaje de fondo… no os puedo ofrecer más por menos.
Hulk Hogan vs The Ultimate Warrior en Wrestlemania 6. Icono contra icono. Cuando cada fotograma es un póster… ¿quién quiere hablar de moves?
Hulk Hogan vs The Rock en Wrestlemania 18. Un viaje a través de los tiempos como nunca lo ha habido sobre un cuadrilátero. Dos épocas enfrentadas y la mayor exhibición de carisma que jamás se haya visto. La “hulkamania” haciendo su particular “hulking up” para barrer en las gradas a otro genio del carisma como es Rock… ¡en su propia época de apogeo! El careo inicial y el modo en que Hogan introduce dentro del combate (y sobre la marcha) el sentir del público en esos primeros compases –evitando así cualquier disonancia– debería ser un vídeo de visión obligatoria en cualquier escuela de wrestling… la piel de gallina.

6. Daniel Bryan (1871 votos)
2 votos en el primer lugar
Por Eltejans
Muchos hombres pasan por las distintas artes y disciplinas. Unos se van y son olvidados. Otros dejan huella. Bryan está en el segundo grupo.
La historia de Daniel Bryan, Bryan Danielson, American Dragon o como quieran llamar al luchador barbudo, va acerca del genuino amor de un chico de Aberdeen, Washington, por un arte tan hermoso e incomprendido como es el Wrestling.
Y es que desde los días en los que luchaba en The King of the Indies junto a Low Ki, Samoa Joe o Daniels, la pasión por el wrestling invadía cada uno de sus combates y, en el trayecto, inspiraba a Sapolsky y compañía en la creación de ROH.
Sea luchando en un potrero ante 20 personas o estelarizando Wrestlemania ante 70 mil espectadores y llevándose el Campeonato Mundial a casa, el escenario era el mismo: un hombre disfrutando como un niño de su estadía sobre un ring. Porque para Bryan el wrestling no era un medio, era un fin en sí mismo. Y lo sigue siendo.
A ritmo de” The final countdown” y con su atuendo granate característico en tributo a su maestro Regal, entraba al cuadrilátero de ROH y le regalaba al wrestling una de las mejores épocas de su historia. Sea en sus luchas infinitas contra Nigel McGuinness (unificación del Pure y World Championship incluidos), en combates de 80 minutos contra Austin Aries o en peleas con retinas desprendidas contra Takeshi Morishima.
Campeón Mundial de ROH. Campeón Mundial de PWG. Campeón Mundial de la WWE, la empresa de gigantes en las que no se suponía que un tipo como él triunfaría. Porque Bryan, sobre el papel, era Dean Malenko. Pero a esa técnica se le añadió la energía desbordante del hombre que amaba luchar más que nada en esta vida. Y el resultado de esa combinación fue un luchador que movía estadios enteros con un par de índices apuntando al cielo. El arte llevado al terreno popular.
Se fue Flair. Se fue Kobashi. Se fue Michaels. Las carreras terminan. Los combates quedan. Y cada vez que un fulano le dé a reproducir sobre un combate de Danielson, la pasión por el wrestling del Dragon Americano entrará en casa en forma de un Suicide dive, un Dropkick o un Running knee.
Apago esto.
Luchas:

5. Bret Hart (2182 votos)
1 voto en el primer lugar
Bret Hart, La "Mona lisa" del wrestling técnico, es un atleta completo es este deporte. Es uno de esos pocos luchadores de la WWE de la década de los 90 que estaban adelantados para la época por así decirlo, con un gran arsenal de movimientos, ademas de que fuera de combate, se defendía bien en las promos, un ejemplo claro es su lema "The Best There Is,The Best There Was and The Best Ever Will Be". Una de las grandes cosas que tenia Bret, era su personaje, que era el de alguien egocentrista y que solo peleaba para el bien de el, no le importaban los demás y estaba dispuesto a hacer cualquier cosa por llegar a la cima, todo esto como heel claro. Como face, ejercía algo parecido, pero un poco mas calmado y si luchaba por el legado de su familia.
Gran worker, it factor, gran arsenal, grandiosa habilidad in ring. Simplemente "The Excellent of Execution".

4. Stone Cold Steve Austin (2392 votos)
4 votos en el primer lugar
Por Rockstar
Stone Cold Steve Austin, “The biggest star in the history of the WWE”, palabras del mismísimo Ric Flair, en el Hall of Fame de 2008, y también mías por cierto. Si bien fue otro individuo el primero icono del Wrestling americano, es “el hombre frio como la piedra”, la cara de la “Attitude Era”, quien capitaneó el barco de McMahon cuando éste estaba en constante guerra por no hundirse.
Podría dividir a Stone Cold en dos épocas, antes de la lesión al cuello en 1997 y después de la lesión al cuello en 1997. En ECW y WCW, un luchador regular, que solo destacaba por sus promos, sin el spotlight de un main eventer o uppercard habitual. En WWF empieza lo más reconocible, como las luchas destacadas con Bret Hart, en las que se aprecia la mejor versión de Austin aplicando moves y en llaveo, luchas que debería mirar cualquier individuo de la IWC con el retrogrado pensamiento promedio: “Austin era un bulto de pocos moves”, como en Survivor Series 1996 o en Wrestlemania 13, una de las mejores luchas de todos los tiempos, con Austin sacando lo mejor de su faceta brawler, paradójicamente en una submission match. Después del recordado piledriver de Owen Hart, Austin es obligado a limitarse in ring, y es ahí cuando definitivamente nace uno de los mejores brawlers de todos los tiempos, para mí, el mejor que vi.
Stone Cold era un experto en el ring, estructuración perfecta, llevaba las luchas a su ritmo, nunca desentonando sin importar quien fuera su rival, siempre en contacto con el contexto de la storyline y/o la historia que se quiere contar in ring.
Post Wrestlemania XVII y en el  Angulo de la Invasión, vemos por primera vez al Austin cara de la empresa trabajando como heel, a algunos les habrá gustado o no su rol, para mí lo hizo bastante bien, estamos en una época en la que se aplaude a cualquier heel, en aquel entonces, a pesar de ser Stone Cold, éste hombre siempre supo hacerse odiar, mucho mérito, porque… ¿Quién querría abuchear a un fenómeno como Stone Cold o aceptaría su unión a Triple H y Vince?, nadie nunca, ¿verdad? Y el tipo lo logró y con creces, a tal punto que dejó a Benoit, Jericho y Angle con status de top face.
En conclusión, Stone Cold merece ser el mejor luchador de todos los tiempos, porque es un wrestler completo, no solo aprueba y destaca en todo los puntos que se requieren para ser un buen wrestler, sino que lo lleva a la TV de forma notable, uno de los grandes iconos a nivel mundial de la cultura popular de fines de los 90s y principio del nuevo milenio, una personalidad y un carisma prodigioso, mic espectacular, en fin, uno de los nombres más grandes en la historia del pro wrestling americano, y para mí, el mejor sin dudas. 
Luchas:

3. Ric Flair (3250 votos)
12 votos en el primer lugar
Por I am Cobresal Fan
Cuando hablamos de Flair, hablamos de lo que un wrestler debería ser, el pack completo, carisma, un manejo al mic excelso, calidad in ring, presencia, y no solo es tener presente estas cualidades si no destacar en cada una de ellas.
A continuación mostraré lo que a mi parecer son sus mejores combates o los más representativos:
Uno de los mejores combates de la década de los 80, y a su vez el mejor combate de los disputados entre estos dos atletas, combate disputado por el NWA World Championship en el torneo de Taza Crockett; lo que más destaco de este combate es la capacidad de Flair para fastidiar al rival con sutilezas como librarse de la cuenta repetidamente con ayuda de las cuerdas o agarrar ilegalmente la indumentaria del oponente, si bien parece un detalle menor, durante este combate cobra mucha importancia, donde se nos muestra que Flair es incapaz de vencer a Windham sin recurrir a trampillas.
            Nota personal: **** ½
A inicios de año, un muy joven Sting reta al título a Flair, este no solo fue un combate titular más para The Nature Boy, este fue uno de los feudos que marcó lo que representaba la empresa, numerosos encuentros entre ambos pero ninguno como este, lucharon bajo el tiempo límite de 45 minutos, donde se determinó que el combate acabaría en empate y la decisión final recaía sobre los jueces, aquí hay darle mérito a ambos por lograr llevar un combate tan largo sin que este se sintiera pesado o repetitivo, Sting estaba ridículamente over con el público y aquí es donde entra Flair, su magnífico selling no solo ayudó a contar la historia de la mejor manera, ayudó a Sting lucir como un superhumano, con una capacidad atlética admirable, me atrevería a decir que sin este combate, Sting no sería lo que es hoy.
            Nota personal: **** ½
Uno de los mejores combates de la historia, y posiblemente uno de los mejores bajo la estipulación “I Quit”, un brawl impresionante, desprolijo y sucio, como debe ser, Funk ensañándose contra el cuello de Flair, pero este negándose a rendir, dispuesto a luchar contra el dolor, tras superar la barrera que le imponía el dolor tras cada piledriver, ataca de manera inteligente la pierna izquierda de Funk, para al final llevarse el combate con elegancia, un clásico.
            Nota personal: *****
Creo que no hay dudas de que 1989 fue el año de Ric Flair, con un estado de forma impecable, regaló combatazos por doquier, y uno de los feudos más icónicos que pueda recordar, The Nature Boy contra The Dragón, fácilmente hubiera elegido cualquiera de sus combates anteriores pero me quedo con esta por la construcción, Steamboat había retenido el título en sus enfrentamientos previos pero Flair no se daba por vencido, quería ser campeón nuevamente, llegado el día bajo un tiempo límite de 60 minutos, estos dos superclases nos regalan uno de los mejores combates de la historia, si no el mejor, perfectamente trabajado durante los 30 minutos que llegó a durar; no recuerdo dos luchadores con tanta química como estos dos, solo queda decir que este feudo es la definición más perfecta de Wrestling, incluso por encima de Kobashi-Misawa. Creo que no hay palabras suficientes para describir este combate, un clásico de clásicos.
            Nota personal: *****
No me parece exagerado llamarlo el mejor luchador de la historia, no ha habido nadie tan completo como él y a su vez tan influyente.
 “Los Diamantes duran para siempre- y también Ric Flair”.

2. The Undertaker (3346 votos)
12 votos en el primer lugar
Inmarcesible. Eterno. Nunca alguien tan parco en palabras pudo transmitir tanto. Nunca una mirada dijo todo lo que se podía decir. Nunca una campanada desató todo lo atado. El Deadman, el Hombre Muerto. El icono que nunca fue presentado como tal y al que los aficionados recibieron siempre así. No puedo resistirme a pensar que The Undertaker es la mejor superestrella de la historia del wrestling televisivo.
Casi dos metros diez de puro ‘striker’. Dos metros diez de un tipo que resurgió continuamente en kayfabe y en el buen hacer de su profesión. Una figura que funcionó en su primera década por personaje y que se ganó en el cuadrilátero su protagonismo en la segunda. Artífice del mejor combate de la historia según la WWE y de momentos para el recuerdo asegurados en cada aparición, independientemente de mejor o peor background tras ellos. Junto a ellos, psicología, storytelling, semblantes únicos y un puñado de sacrificio durante 26 años hacen de The Phenom una leyenda del wrestling y del sports entertainment de hoy.
Metódico, docto con el paso de los años y siempre bajo el difícil yugo de hacer diferente cada año lo que considerábamos tradición. Y siempre cumplió, bajo un sombrero o sobre una moto. Por ello mi apuesta no puede ser otra. Mi voto va para el hombre de Wrestlemania. Para el nombre de Wrestlemania.
Luchas:

1. Shawn Michaels (3525 votos)
12 votos en el primer lugar
Por Nostalgic
The showstopper. Pocas estrellas en la WWE pueden presumir la capacidad de levantar al público y dar espectáculo como HBK. Cada match donde el participaba se sentía como algo realmente importante. No importaba la posición en la cartelera, estando el, las cosas daban un giro impresionante y la atmosfera te hacía creer que todo escenario era el mejor de los wrestlemanias. Pero su carrera no comenzó del todo bien, como dice la frase "lo bueno tarda en llegar". Esto es perfectamente aplicable a su carrera. Debut como jobber, pasando por territorios, tags con Jannety y problemas con drogas. Eso resume su estadía en AWA y otros territorios en los años 80. Si bien con Jannetty se complementaban bien y eran el dúo más ágil y energético de la promoción, problemas externos alteraron duramente su personalidad y su ánimo durante los combates. En ocasiones pensó seriamente en el suicidio.
Su suerte parecía cambiar cuando estaban en contacto con en la WWE en 1987, no obstante una fiesta, y el típico descontrol juvenil le pasaron la cuenta a él y su compañero, y no se concretó nada. No fue hasta 1988 donde oficialmente llegaron y comenzaron a demostrar su talento. Luego de buenos combates en la división tag, los oficiales motivados por la búsqueda de nuevas estrellas para el futuro, empezaron a ver con buenos ojos al joven Shawn. Visión que se reforzaría por completo luego de la salida de muchos talentos por problemas con drogas. El ángulo de la superkick en la barbería fue el principal detonante al éxito. Por otra parte, Jannetty no correría la misma suerte; problemas con drogas, policías, alcohol, escándalos públicos, hicieron que constantemente pasará suspendido, lo que a la larga significo su salida definitiva. HBK no estuvo tan lejos de esto, dio positivo en algunos test, no obstante Vince y muchos oficiales dejaron pasar muchas de estas cosas. Es como si supieran que estaban frente a un futuro éxito en la compañía. Sensato o no, da para otro debate.
La carrera en singles de HBK se resume en la palabra entretenida. Evidentemente tiene combates mediocres, sería un hipérbole decir que todo es color de rosa, no obstante por más simple que fuera un match, el sabia como adornarlo para hacerlo entretenido. Esa cualidad derivada de su gran it factor y carisma es algo esencial para afrontar el entretenimiento deportivo. Luego de una buena temporada viene la más famosa de sus lesiones en 1998, lo que le significó estar retirado 4 años. Cuando volvió, parecía estar completamente renovado. Adherido a la religión y con una personalidad más afable, HBK comenzaba una nueva etapa con el afán de impulsar al talento joven sin descuidar su esencia. Siguió robándose el show. Es aquí cuando nace el más famoso de sus apodos: "Mr. Wrestlemania". Su último match con Undertaker fue el cierre perfecto de una carrera más que exitosa. En el aspecto in-ring HBK se caracterizaba por ser ágil y adaptable a cualquier tipo de lucha. No tenía el moveset más amplio, pero sabía cómo usar los movimientos en los diferentes contextos de sus combates. Una psicología in-ring impecable que te involucraba en todo momento, y una movilidad que le permitía tener química con muchos rivales. No obstante la mejor de sus cualidades es el storytelling. HBK sabía cómo contar una historia en el ring, y en pocas ocasiones desvirtuó un combate. Como bien he dicho con anterioridad, "es mucho más admirable meter a la gente en un combate por medio del storytelling, que por un spotfest". Eso lo resume perfectamente. El selling y algunas estructuras de sus combates muchas veces daban que hablar, pero admitámoslo, ¿quién no disfrutó del overselling en alguna ocasión? Sin duda uno de los referentes más grandes que ha pasado por el sport entertainment.
Luchas:

Reacciones: