jueves, 29 de septiembre de 2016

Bruce Prichard cuenta cómo The Radicalz llegaron a la WWE


Durante la última edición de su podcast, Bruce Prichard habló sobre la llegada de the Radicalz (Eddie Guerrero, Perry Saturn, Dean Malenko y Chris Benoit) a WWE. Durante esta época, Prichard era uno de los hombres de mayor confianza de Vince McMahon. 

"Recibí una llamada de Perry Saturn. Me explicó lo que había pasado la noche anterior en el PPV (Souled Out). No vi el evento, pero sabía que Benoit ganó el Campeonato Mundial, Kevin Sullivan estaba al mando y 'ellos' eran talentos de WCW. Pero poco después mandaron unos faxes pidiendo su despido. Nos los mandó a la oficina y mi asistente se los llevó a los abogados para que los revisaran. Entonces, empezamos a hablar, me dijo que todos habían pedido su liberación y que eran un grupo de mejores amigos (Benoit, Saturn, Guerrero y Malenko). Viajaban juntos, comían juntos, lo hacían todo juntos. Nos dijeron que si no tenían nada para Perry, Eddie o Dean, que al menos contrataran a Benoit (el único que no lo dijo fue Benoit). Creo que pensaban que Chris estaba en una situación delicada por Kevin y Nancy Sullivan y Chris quería irse". 

"Le dije a Vince que los cuatro estaban disponibles y se aseguró de que estaban completamente libres; si no, no hablaría con ellos hasta que les despidieran. Organizamos una reunión tan pronto como fueron despedidos oficialmente. En WCW, el grupo era llamado Revolution, con Shane Douglas, Perry Saturn, Dean Malenko y Chris Benoit. Eddie Guerrero no era parte del grupo, pero Shane no fue mencionado cuando hablamos. No le nombraron hasta que todo salió a la luz, cuando ya estaba todo hecho y si alguien decía que era parte del grupo, quedaría claro que no lo era. Eran esos cuatro. Les conocimos en el Sheraton Hotel, creo que Jim Ross vino conmigo y les acercamos a las oficinas en unas horas". 

"Todos nos dejaron bien claro que querían venir a WWE. Yo les quería a los cuatro, igual que Vince y JR (Jim Ross). El comentario más gracioso fue cuando Vince vio a Eddie Guerrero por primera vez y dijo 'es muy pequeño'. Yo le dije 'sí, pero es el Shawn Michaels mexicano'. No creo que Vince se esperara eso. Eddie no era muy alto, pero era una gran persona, tenía mucha pasión. Su personalidad era enorme".