martes, 4 de octubre de 2016

Bobby Roode habla sobre TNA Y su llegada a WWE


El actual luchador de NXT Bobby Roode fue recientemente entrevistado por Sporting News con el fin de promocionar los próximos shows de NXT y el inicio del Dusty Rhodes Tag Team Classic. Durante la entrevista, Roode habló sobre su salida de TNA el pasado año y su llegada a NXT y WWE. A continuación las declaraciones más destacadas:

Sobre si fue dura su salida de TNA después de 12 años en la compañía:

"En aquel momento no. No tengo nada negativo que decir sobre esa compañía realmente. Me trataron extremadamente bien durante 12 años allí, y financiéramente estaba bien cubierto por ellos. Sinceramente, era el momento de que me fuese y ya. Yo jamás pensé en el dinero cuando comencé en esta industria a pesar de que no está nada mal. He podido tener una buena carrera y he podido mantener una familia en los últimos 12 años haciendo lo que amo. Pero era solo eso. Los últimos dos años allí... No lo amaba. Empecé a perder la pasión por esto, algo que me preocupaba. No me gustaba estar fuera de casa, no me gustaba hacer lo que hacía. TNA empezó a acomodarse en ser simplemente algo televisivo y yo comencé en esto porque me gustaba lo que hacía y me gustaba estar en la carretera. Hubo un tiempo en el que podía hacer todo eso allí. Podías estar en la carretera y hacer live events, y seguir aprendiendo del negocio. No importa cuanto tiempo haya estado haciendo esto, siempre he querido seguir aprendiendo. Durante aquellos 'buenos tiempos', cuando estábamos en la carretera, iba siempre con tipos como Bully Ray, Kurt Angle, Christian... Tipos con los que podía sentarme y empaparme de lo que sabían y aprender".

"La cosa llegó a un punto en los dos últimos años en TNA en el que literalmente solo íbamos, hacíamos televisión y ya, y eso ya no era divertido, ya no me divertía hacer eso. Tuve 12 años increíbles allí, y sentí que a mi edad y en el momento de mi carrera en el que me encontraba, quería algo diferente, una nueva oportunidad, eso era todo lo que quería. Mi primer contacto con WWE fue simple: 'Quiero una oportunidad'. Ellos me la dieron y aquí estoy a día de hoy".

Sobre si se arrepiente de no haber ido antes a WWE:


"Creo realmente en eso de que todo ocurre por una razón. Mi contrato venció con TNA en varias ocasiones pero ellos siempre estaban ahí para responder a la llamada. Nunca estuve mal allí. Obviamente, los dos últimos años fueron un desafío mental para mí pero creo que este ha sido el momento perfecto. Quiero decir, mirando atrás, ¿Quién sabe si debería haber venido antes a WWE, en el caso de que hubiera tenido la oportunidad? Creo que todo ocurre por alguna razón y pienso que WWE y yo estamos de acuerdo en que este era el momento idóneo y, hasta el momento, todo perfecto".

Sobre su situación en NXT y si espera subir pronto al roster principal:


"Del modo en el que lo veo, NXT es algo de radiante actualidad, algo muy fresco. Probablemente sea el producto más atractivo bajo el paraguas de WWE ahora mismo. Ya no es visto como una especie de territorio de desarrollo. Lo es, pero es una marca que hace sus propias giras y tenemos nuestro propio show televisivo. Creo que los TakeOver son una prueba de ello, llenando de pleno el Barclays Center con más de 15.000 personas para un evento de NXT... Es una marca propia, y estoy contento de formar parte de ello, de ser una gran parte de la marca ahora mismo. Allá donde me lleve mi carrera, sea un ascenso a las grandes marcas o permaneciendo en NXT donde estoy, haciendo lo que hago, estoy muy contento de haber recuperado la pasión por este negocio, haciendo lo que me encanta hacer".