martes, 15 de noviembre de 2016

La luchadora de SmackDown opina sobre el trabajo de las mujeres



La superestrella de WWE SmackDown Live Alexa Bliss quiere enfrentarse a Becky Lynch en el evento TLC: Tables, Ladders & Chairs 2016


- ¿Qué te pareció el combate de mujeres que tuvo lugar en el evento Hell in a Cell el mes pasado?

"El combate Hell in a Cell de mujeres fue increíble. Charlotte y Sasha han hecho historia y han demostrado lo que las mujeres son capaces de hacer en este negocio. Las mujeres pueden luchar tan bien que cualquier otro hombre. Estoy entusiasmada para ver qué será lo próximo que haremos". 

- Esa misma noche se celebraron otros dos combates Hell in a Cell, ¿crees que las mujeres se robaron el evento?

"Es una pregunta muy interesante. Creo que cualquier combate Hell in a Cell se suele robar el show y que las mujeres estuvieron a la altura y que le dieron al público algo que les hizo sentir bien por el dinero que pagaron". 


- El mes que viene se celebra el próximo evento de SmackDownTLC: Tables, Ladders & Chairs, ¿te gustaría participar de algún combate con estipulación especial?

"Me encantaría estar en un combate así con Becky Lynch. No sé si viste nuestro combate titular, pero esa noche me robaron. Espero de verdad que nos podamos enfrentar de nuevo. Mi pie estaba tocando las cuerdas, el árbitro no lo vio y aquella victoria no debió contar. Me encantaría tener un combate con Becky Lynch en TLC, en especial si es uno con estipulación que no le permita robar la victoria". 

- ¿Qué tipo de estipulación preferirías? ¿Un combate de escaleras, uno de sillas o uno de mesas?

"No soy muy alta y creo que no estaría capacitada para competir en un combate de escaleras. No sería algo divertido. Así que me gustaría uno de sillas o de escaleras. Sí, diría que uno de mesas". 

- Llevas sólo tres años en WWE, ¿cómo ha sido la experiencia de pasar de la nada a lo más alto?, ¿te sientes bien en backstage?

"Ha sido muy interesante. Llegué aquí el primer día sin ningún tipo de experiencia en el wrestling. Cuando era pequeña disfrutaba viéndolo, pero nunca imaginé que acabaría convirtiéndome en una superestrella de WWE. El hecho de haberlo conseguido en tres años creo que es algo extraodinario. Luchar con Becky, una chica con tanta experiencia que lleva 15 años en esto, y poder estar a su nivel con solo tres años en el negocio es algo digno de mención".