lunes, 27 de febrero de 2017

Jeff Jarrett da su opinión acerca de cómo WWE acabó con WCW


RealSports habló recientemente con Jeff Jarrett. A lo largo de la entrevista, el gerente de Impact Wrestling hizo declaraciones acerca de la guerra entre WCW y WWE, su opinición sobre los combates mixtos y las estrellas de Impact que triunfan en WWE:
Como WWE destruyó WCW:
WWE y WCW eran como agua y aceite. Por un lado, teníamos a Vince McMahon: es la tercera generación en el negocio y tiene un imperio enorme que controla con puño de hierro. La cadena de mando termina en él; él toma las decisiones, y así es como debe hacerse. Blanco o negro, bien o mal… WWE se rige por sus decisiones y siempre lo ha hecho. Por otro lado, estaba WCW: un ambiente empresarial en el que Eric Bischoff, al que respeto muchísimo, no solo logró sobrevivir, sino llegar muy alto a pesar de las dificultades. ¿Era el único que tomaba decisiones? En absoluto. En una empresa del  mundo del espectáculo, en especial si ese espectáculo es el wrestling, debe haber una persona que tome decisiones, que se siente al timón y guíe el barco. Eran polos opuestos y, aunque al principio el dinero que generó WCW les puso en cabeza durante un tiempo, gracias al liderazgo de Eric y a todos los talentos con los que contaba, al final, Vince les destruyó.
Su opinión sobre los combates mixtos:
Es obvio que la Attitude Era fue la época perfecta para este tipo de combates pero, en mi opinión es algo que, como constante, no funcionó, no funciona y nunca lo hará… a las pruebas me remito. Sin embargo, en un momento concreto, si se daban ciertas circunstancias y se juntaban los talentos adecuados, podía salir algo bueno. Durante la Attitude Era, uno de esos talentos era Chyna, cuyo personaje ayudó a definir el período, junto con Stone Cold, The Rock, DX… cuando pienso en DX, pienso inmediatamente en  Road Dogg; su personaje rebosaba esa actitud. Y luego teníamos a Chyna, la novena maravilla del mundo. En esos momentos, se alinearon los planetas y surgió algo tan grande que, dieciocho años más tarde, todavía hablamos de ello.  
Acerca de ver a antiguas estrellas de Impact triunfar en WWE:
No podría alegrarme más por ellos, de verdad. De hecho, hace unas semanas, vi a AJ Styles en Nashville  y estuvo muy bien. Hemos seguido en contacto, en especial en la época de New Japan, cuando nos veíamos bastante a menudo. Me siento orgulloso de él, muy contento por todo lo que está consiguiendo… cuando pienso su debut en Royal Rumble, en la reacción del público, me hace sonreír porque AJ y su familia son una parte importante de mi vida profesional, y hasta cierto punto, personal, desde el año 2002. Cuando le conocí, era un chaval con un talento increíble sobre el ring, muy atlético, y puedo asegurar que los combates que tuvimos fueron de los mejores de mi carrera. AJ, Bobby Roode, Samoa Joe, Eric Young… es obvio que yo no tuve nada que ver con su marcha de la compañía y, desde el punto de vista empresarial, es una pena, pero también es uno de los grandes retos que me he planteado cara a 2017 y los próximos años: encontrar al nuevo AJ Styles, al próximo Bobby Roode o al siguiente Samoa Joe. Sé que están ahí fuera, esperando a ser descubiertos, y conseguirlo es una de las cosas que más me emociona del futuro de Impact y Global Force

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario