jueves, 30 de marzo de 2017

Declaraciones De Goldberg el podcast de Edge y Christian


El campeón Universal de WWE Goldberg estuvo presente en el primer programa del Edge & Christian Podcast of Awesomeness, donde fue entrevistado. Durante la conversación Goldberg señaló la dureza del entrenamiento tras 13 años inactivo y cómo se siente con su actual paso por WWE. Sin más dilación os dejamos con sus declaraciones (transcripción al inglés realizada por WrestlingINC):
Su rutina:
"Ahora mismo no soy más que una máquina. Me levanto, como, entreno, vuelvo a comer. Luego voy al lavabo como 20 veces de manera intermitente durante el día, ya que le estoy dando entre 15 y 20 mil calorías a mi cuerpo y éste no sabe que hacer. Tras 50 años no tiene ni idea."
Su preparamiento para su regreso:
"Es lo más difícil que haya hecho, chicos. He estado 13 años fuera del negocio. No puedo nombrar a un luchador fuerte que haya vuelto tras trece malditos años. Y además con 10 kilos menos de lo que era en aquel entonces. "
El adaptarse en su regreso:
"La gente espera que sea capaz de hacer exactamente lo que hacía en aquel momento. Bueno, seamos honestos tío. ¡Olvidé cómo salir a través de mi pirotecnia! En serio, lo juro por Dios, realmente cuando pasaba los bastidores recordaba otra cosa que había olvidado en mi preparación.
Pego mis puñetazos y mis patadas, pero tengo que tirar de isquiotibiales para dar una patada, ¡para dar una patada! Es ridículo."
Sobre su incidente con la puerta:
"¿Y cuándo me golpeé con la puerta? ¿Escuchásteis eso? ¿No? Pues me pasó, no sé, hace un mes. Sí, en serio. Es mi manera de preparme, me conocéis. Ellos llaman a mi puerta, me echo agua sobre mi cabeza para no quemarme con las chispas y le pego un cabezazo a la puerta. Soy un neandertal. Eso es lo que hago, ¿verdad?
Entonces estoy andando hacia el ring, paso por Gorilla (sala previa a la entrada al ring) y cuando llego al cuadrilátero, tío, olvidé todo lo que tenía que decir y un cámara me lanzó una toalla. Yo estaba como: '¿Y eso para qué?' Sé que sudo mucho, pero tenía sangre cayéndome por mi frente y no me había dado cuenta."
Su respuesta a Vince McMahon tras ese incidente:
"Cúlpame por intentarlo demasiado, no por no intentarlo lo suficiente."
Cómo se siente con su actual paso por WWE:
"Seré honesto, me siento desgraciado, realmente fatal. Pero mi familia se lo pasa bien. Y con cada cosa, cada entrenamiento, cada masaje de activación muscular que me hace llorar, cada sesión de muay thai, todo merece la pena. Lo vale. Y al final del día, si quiero sonreir, compro un coche. Así es como soy feliz. Lo hice. Me compré uno al regresar de Survivor Series en Toronto porque me lo trabajé.
Que nadie me malentienda cuando digo que me siento mal por todo esto, pero sí que me siento infeliz. Estoy hinchado las 14 horas, no duermo, pero es un precio que merece la pena pagar."
Sobre fortalecer su físico:
"Para pesar 108 kilos, que tuviera una gran resistencia y que me llamen seis semanas más tarde, tenía que hacer lo que debía. ¿Creéis que he seguido haciendo cardio cada día? Tuve que dejarlo a un lado y comer, comer, hacer pesas y volver a comer. Y eso es un sacrificio. ¿Le parezco a la gente como el Goldberg más clásico o luzco como una nueva versión, casi como un luchador de peso crucero? Es diferente."
Sobre no tener suficiente musculatura en su regreso a WWE:
"¿Porqué creéis que llevaba una chaqueta la primera vez que salí? La respuesta era que todavía tenía que entrenar. Estaba en ello. Creo que era más importante para mí ser estéticamente como en el pasado a ser un tipo que pueda correr por 20 minutos. Ese no era yo."

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario