domingo, 30 de abril de 2017

El Analisis: Payback nos hace esperar a Backlash

Resultado de imagen de wwe payback 2017

¿Cumplió WWE Payback las espectativas?, ¿Vimos un verdadero PPV?, ¿Los fans estuvieron satisfechos?. Todo ello lo responde un "Ni de lejos".

Quizás la culpa es de los fans, o sanamente, de WWE por ofrecer un gran Wrestlemania, pero, las casi tres horas de evento de pago por ver que WWE nos inyectó sin anestesia local nos hizó cosquillas al operar. La resolución del PPV era clara, o se quedaba en un PPV más para la colección o era uno de los peores a recordar, nadie puede levantar la mano y decir que pensaba que iba a ser uno de los mejores en muchos años, pues mentiría.

Empezamos por el orden que WWE decidió seguir para la velada. Un kickoff donde la emoción se pudo ver en las entradas al ring. Y detengamonos ahí, para un nuevo fan de la WWE podría ser suficiente, pero, ni por ellos se salvan. El combate careció de garra, de energía y los propios luchadores se encargaron de impregnarselo al universo de la WWE. Pasamos al Miz TV, ese segmento valorado al por mayor en el ataque final mas fabuloso mejor lanzado a The Miz, un típico pasage de la WWE para llegar al PPV. 

Comenzaba Payback con la explendida pirotecnia que nos deja siempre la mayor empresa del entretenimiento, bueno, si a lo de ayer se puede llamar así. Y casi sin pestañear ya veiamos a Chris Jericho sobre el ring esperando a un Kevin Owens con madera de campeón. Ese combate de "Caducidad ya pre-escrita" resultó ser el más vivo e impredecible de la noche, exacto, lo que tiene que haber en un PPV, con un Chris Jericho ganando contra todo pronostico en un combate que fue de menos a mas para poner la guinda con la submission.

Pasamos al combate por el peso crucero, una gran espectativa la que poniamos desde la web a este combate y se desvaneció con el final tan fantasmal que nos ofreció, algo extraño para unos luchadores que son caracteristicos por la técnica que la estatura y la agilidad les proporcionan. Llegabamos así, casi sorprendidos, al tercer combate de la noche, esta vez el que enfrentaba a los Hardy Boyz contra Sheamus y Cesaro; y cuando ni el carisma de los hermanos Hardy puede salvar un combate, presiente tempestad. Cuando pudimos ver algo de espectaculo de Jeff y Matt, justo entonces, Jeff aplicaba una "Swanton Bomb" y finalizaba un combate que dominaban de forma aburrida Sheamus y Cesaro. Llegabamos al combate por el titulo femenino, un rayo de lúz entre tanta sombra que empezaba a crear el PPV, todo ello gracias a la calidad que ofrecieron ambas luchadoras.

Y por fin llegabamos al que se esperaba como el combate de la noche, ese combate que resultó ser una nana para los ojos. WWE sacó todo el ingenio para poder copiar casi milimetricamente un combate protagonizado por el mundo "Broken" de Matt Hardy en Impact Wrestling, solo que culminó con una aparición de Jinder Mahal que mas que favorecer, empeoró todavia más la situación del combate. No olvidar que el combate tuvo una tregua de unos 20 minutos, justo lo que duró el enfrentamiento entre Seth Rollins y Samoa Joe, que además ayudaron a los fans a quedarse todavia más dormidos esperando la segunda parte de ese House of Horrors Match.

Finalmente llegaba el combate estelar, con un Roman Reigns decaido fisica y mentalmente por problemas familiares se presentó ante nosotros el combate que imaginabamos, un combate típico de cierre Monday Night RAW, aliñado con un poco de sangre en plena Era PG para darle alma a un PPV que WWE parecía no entender que llegaba a su fín con ese combate.

Un PPV en definitiva para que la compañía lo archive y no vuelva a mencionarlo, tendremos que esperar a Mayo con Backlash para poder finalizar una resaca de Wrestlemania que se esta alargando en el tiempo.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario